jueves, 4 de noviembre de 2010

Debatiendo sobre plagio, ética e internet

El martes pasado hice un twitcam sobre plagio. Decidí hacerlo porque ya he hecho al menos unas 5 denuncias al respecto este año y porque algunos en Twitter me pidieron que hiciera uno al cumplir mis primeros mil seguidores. En fin, era una buena manera de celebrar el logro, dar a conocer mi punto de vista y acceder a otros.

Antes y durante el twitcam pude conocer casos como el de @curiosa y @vane_cmv, a las que les plagiaron su biografía de Twitter. Sí, sé que muchos se están preguntando qué tan deprimente hay que ser para plagiarse una biografía de Twitter. Pues casi tan deprimentes como para plagiar un tweet en lugar de hacer RT y darle su mérito a las persona que lo escribió, como me pasó al día siguiente cuando participaba en un webinar de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Sí, debatiendo con periodistas, me plagiaron.

Y si creen que esto sólo sucede entre twitteros, es poco.

Allí di a conocer de nuevo el plagio del tal Vino Toro en Facebook, cuando se copió mi artículo Vino para quedarse, de la antigua columna Sexo con gusto en el site de La Mega Maracay. También recordé el plagio de mi artículo de Mitos y leyendas de Venezuela (el más leído de este blog), por parte de Josbelis en el blog Leyenditas de mi tierra.

Por cierto, mientras escribía este post, me encontré este foro, donde alguien toma la primera entrega de esta columna (Trágatelo, ambos saldrán beneficiados) sin acreditarme.

Y si creen que esto es sólo entre blogs, se van a quedar fríos.

A mi amigo Arnaldo, uno de los dos fotógrafos de Block Caribe II, le robaron un logo de los Leones del Caracas que creó para un concurso de este equipo. Se enteró cuando vio una serie de materiales POP con este logo. El autor del plagio se limitó a "agradecerle" por crear la idea con la que él se estaba lucrando sin darle un céntimo al legítimo creador.


Probablemente hayan visto este logo en cientos de avatares de Facebook. Ahora saben que es de Arnaldo Utrera

Y si creen que hasta allí llega el tema, esperen.

Tengo casi un año trabajando para El-Nacional.com. Allí realizo desde cobertura de actualidad hasta trabajos especiales que toman días de producción (digo producción porque siempre involucran, además de texto, elementos multimedia). Lastimoso es encontrarse con mis trabajos en otras webs sin ningún tipo de cita.

Una vez me sucedió esto con la web Código Venezuela, pero de todas, es un highlight. Los administradores fueron bastante abiertos, corrigieron la falta de cita, se disculparon y agradecieron el reporte. Volvieron a colocar notas mías en otras ocasiones, todas con sus respectivas citas.

Con Reporte360 me ha pasado lo mismo dos veces, que yo sepa. En una ocasión, sin disculparse, colocaron a regañadientes bajo el texto "Fuente: Nacional". En la siguiente, "alteraron" un poco mi texto para que no se viera exactamente igual al original (aunque tenía en 80% el mismo texto, las mismas ideas y la misma jerarquización, y fue alguien más quien me lo hizo llegar). Este caso pasó por debajo de la mesa.

La razón por la cual pasó por debajo de la mesa era que estaba muy ocupada con un nuevo caso en el sitio web de El Universal, que también decidió copiar un texto de mi autoría, obviar (e incluso censurar) las quejas mías y de los lectores y luego excusarse diciendo que en realidad se habían copiado el texto de Noticias24 y no sabían que era de El Nacional (aunque en N24 claramente lo decía).

Y esos son apenas los casos que por casualidad me he encontrado.

Si creen que todo es muy patético, esperen a ver el caso del cineasta y periodista Harold López, a quien le suelen cazar sus reportes y noticias sobre nuevos avances en cine independiente para reportarlos como hallazgos propios. Sí, esto parece no tener límites.

Pero, si pensaron que no se puede hacer nada al respecto, se pasaron de pesimistas.

A raíz de un caso de plagio en el diario La Calle, del cual se excusaron diciendo que "era un pasante y no sabía", se me ocurrió que algo de difusión y educación podría servir.

En mi próximo post les contaré lo que los participantes de este twitcam me han ayudado a idear y proponer.

5 comentarios:

clair2010 dijo...

chrisitian louboutin shoes can create an instant element of sexiness to any outfit that they are worn with – especially when christian louboutin are chosen!

Angie Rodríguez dijo...

Dada la gentil petición, he actualizado mi entrada para incluir el escenario azaroso que me plantea y no realizar acusaciones al respecto.

Sólo cabe aclarar: yo no busqué trabajo, me contactaron; no actué porque el SAPI extravió mi solicitud de registro; y es extraño ironizar sobre la "brillantísima" idea cuando es básicamente el mismo concepto de la revista que se defiende en el comentario anterior.

Dada la aclaratoria, demos lugar al azar, ya que es lo que se nos exige de manera tan impetuosa.

AJ FLEITAS dijo...

A mi me consta que el programa de Angie salió antes que la revista, pues hasta me invitaron al lanzamiento de la misma. También me consta que el SAPI informó que ese nombre no estaba registrado. Y me consta que de la revista llamaron a Angie, para ofrecerle trabajo.

De manera que no entiendo a que vienen estos reclamos extemporáneos, si ella no quiso proceder legalmente contra Ustedes, me parce insólito que Ustedes reclamen.

Sin ambargo ella ha aceptado modificar el contenido de la publicación para complacerles, por lo que considero que no hay nada más de que hablar. Sería mejor que dejaran el acoso porque no sería saludable seguir insistiendo cuando saben que no tienen la razón.

AJ FLEITAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AJ FLEITAS dijo...

Retomando el comentario anterior...

Reinciden en el error de reclamar sin base.

Si tienen alguna objeción por favor diríjanse a mi persona y no a mi hija.

Yo soy AJ FLEITAS mejor conocida en el medio como ANGELA FLEITAS. Y no pienso hacer más comentarios públicos, pues me parece una pérdida de tiempo.