domingo, 11 de agosto de 2013

Política hasta en la sopa: hasta los atletas paralímpicos son usados en el show

Recientemente sentí bastante molestia e indignación al ver que dos atletas paralímpicos venezolanos no podrán participar en los juegos en Montreal debido a que la embajada les negó la visa. Incluso llegué a pensar que, hasta que este sistema no se modernice o reforme un poco, no se deberían sostener competencias deportivas en el país: es cuando menos poco ético "facilitar" la competencia descartando a todos los atletas que necesitan visa y probablemente les sea negada.

Sin embargo, más molestia e indignación sentí al ver que estos atletas, que tanto se han esforzado y tanto dolor deben sentir, sean utilizados para el circo político venezolano, en el que algunos oficialistas (porque sé que no son todos) parecieran aprovechar cualquier oportunidad para hablar de "ataques a la revolución".

Huelga diplomática y métodos obsoletos

Para quienes no estaban al tanto de esto, desde el mes de abril hay una huelga diplomática en Canadá. Para no entrar en detalles, les dejo este artículo publicado en El Nacional al respecto, donde explico en mayor detalle los motivos de la huelga y cómo ésta afecta el procesamiento de visas para venezolanos.

La razón de traer a colación la huelga, más allá de los retrasos que esta genera, es el reciente debate que se ha abierto en Canadá respecto al servicio exterior, ya que tanto la Asociación de Turismo como las asociaciones de Colleges y Universidades han saltado a la palestra para hablar de los millones de dólares que los retrasos y burocracia en el otorgamiento de visas les hacen perder.

Pero además, en este debate, se tocó el tema de la ineficiencia del procesamiento de visas para Canadá. Referente a esta cobertura, destaca este artículo de The Globe and Mail (inglés) titulado "Cómo el complejo sistema canadiense de visas frena a potenciales turistas".

En esta nota, se habla de cómo el proceso para obtener una visa es una "confusa pesadilla burocrática" en la que piden miles de requisitos absurdos para determinar que la persona que desea viajar a Canadá no pretende quedarse de manera ilegal en el país. Esto por supuesto no está en sintonía con las costosas campañas de turismo que cada provincia canadiense ejecuta, cuyo desempeño y potencial retorno de inversión se ve frenado por el hecho de que a los turistas que atraen estas campañas les son negadas las visas constantemente, por lo que eligen otros destinos menos complicados donde gastar su dinero.

He visto constantemente a amigos hacerse negar la visa porque no tienen "suficientes propiedades" en sus países, o porque no tienen "suficientes familiares" que los vinculen a su ciudad (situación que por cierto es la de cualquier joven canadiense promedio, quienes igual tienen derecho a viajar y conocer el mundo)

Cabe destacar que el miedo a los ilegales en Canadá puede llegar a ser bastante absurdo. En primer lugar, la destinación por excelencia es Estados Unidos. En segundo lugar, si bien en ese país es relativamente común la contratación de indocumentados, en Canadá la regulación al respecto es tan estricta que esta práctica es imposible. Me arriesgaría casi a decir que no existe, o al menos no está ni 1% tan popularizada como en EEUU. Por ello, es imposible que personas se queden y sobrevivan como ilegales.

Al final del día, el servicio exterior canadiense está en crisis. Los atletas paralímpicos que no podrán participar en Montreal no son los primeros ni serán los últimos que se vean negar una visa por razones completamente absurdas, hasta que se decida realizar reformas concretas en el servicio de emisión de visas.

Lo que me enferma profundamente es que el sufrimiento de estos deportistas se utilice como bandera política, hablando de "ataques a la tropa" como si esto tuviese un mínimo que ver con el Gobierno.

Esto sólo me deja bastante claro que el Gobierno está tan desconectado con el resto del país que sólo se entera de los problemas cuando le pasan a personas públicas o a ellos mismos, ya que el problema del difícil acceso a Canadá para los venezolanos tiene muchos años en vigencia. Ahora es que ellos se dan cuenta.


No hay comentarios.: