domingo, 17 de julio de 2011

Propiedad intelectual en internet: Como los antiguos poemas

En estos días hice RT de una noticia en la que se reseñaba la posición de Manuel Castells sobre la propiedad intelectual en internet, urgiendo a adaptar las leyes sobre el tema a esta nueva plataforma.

Como sabrán, por ser periodista digital y bloguera he sido víctima del plagio en diversas ocasiones. De hecho, el año pasado rompí un record, no solo por el número de veces que me plagiaron sino por haber detectado un caso en el competidor directo del medio en el que actualmente trabajo.

Por este tema, he hecho varias publicaciones y hasta un twitcam (cuya grabación Twitcam perdió para siempre, gracias!), tratando de llamar sin éxito a una iniciativa contra el plagio. Sin embargo, el post de hoy viene a ciertas similitudes que encontré con un tema ya superado.

En tiempos remotos, cuando los hombres dedicaban poemas a las mujeres (algunos todavía lo hacen, pero pocos), muchos podían tomar un libro de Neruda, o de Becquer, o buscarse un poema de Alberto Arvelo Torrealba y ponerlo en una carta, decir que era de su propia inspiración pensando en ella, y ella se enamoraba.

Pero nadie podía lucrarse de eso. Nadie debe agarrar los poemas, recopilarlos en un libro y ponerse a venderlos, haciéndolos pasar por suyos, porque serían condenados por la crítica.

De la misma manera, el que cree que todo lo que está en internet es de cualquiera y lo puede tomar con libertad sin citar las fuentes, está cometiendo a todas luces un delito. Uno que lamentablemente no está tipificado por el momento en la legislación venezolana ni en la de muchos otros países, y del cual espero que eventualmente se ocupen.

2 comentarios:

Roberto dijo...

Creo que va a pasar un buen rato hasta que se creen medidas claras contra el plagio en la web. Es parecido a todo el asunto de los programas para bajar música, por ejemplo, donde la única manera de evitarlo es tumbándolos o removiendo archivos de páginas como mediafire, rapidshare, etc. Internet nos agarró desprevenidos!

Carlos Benti dijo...

Hola Angie, te felicito por tu página, soy informático, y como amante de la tecnología y la ciencia de la información tengo que estar pendiente de ese tipo de cosas como licencias, copyright, propiedad intelectual e incluso algo poco nombrado copyleft (estos muy mal utilizados en Venezuela, salvo si es una empresa, banco, etc que aplica ciertos riesgos al no usarse). Para no profundizar en el tema te invito a revisar el Creative Commons para manejo y divulgación de información y similares alrededor del mundo. También Venezuela existe un ente encargado de la propiedad intelectual y sus derivados(patentes, etc) SAPI (Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual)