viernes, 25 de junio de 2010

Estado, gobierno y partido. Una división necesaria

Hoy presencié algo que me dejó en shock, y que me dejó ver por una minúscula rendija hacia dónde se dirige Venezuela. Lo que vi no me gustó.

Mi abuela es de Santa Cruz de Tenerife, y vino a Venezuela huyendo de la dictadura de Franco. Como su padre fue árbitro, siempre ha sido fanática del fútbol y sigue con emoción los mundiales.

Durante Sudáfrica 2010 hemos tenido todo un dilema respecto al himno de España. Éste es la Marcha real, una música sin letra que los aficionados suelen tararear para poder cantar algo. Sin embargo, mi abuela insistía en cantar un himno nacional de España que sí tenía letra, y que la ponían a cantar en el colegio cuando era niña.

Entonces comienza a cantar: "Cara al sol con la camisa nueva..."

Para salir de la duda, investigo por internet y descubro que Cara al sol es el himno falangista de España, compuesto por el fundador del partido, José Antonio Primo de Rivera (de quien se dice en España fue asesinado por Franco y luego usado como mártir del proceso, no sé si les suena -CHE- familiar)

Cuando mi abuela estaba en el colegio, los niños cantaban antes de iniciar las clases el himno del partido falangista, y éste les era enseñado como el himno nacional. Hasta el sol de hoy, mi abuela ha cantado el himno falangista pensando que es el himno de España.

Fue entonces cuando vi por la rendija. Pasé un par de horas tratando de explicarle que ese no era el himno, pero su estado de negación era bastante fuerte. Imaginé a los niños venezolanos cantando el himno del PSUV en vez del Gloria al bravo pueblo, creyendo toda la vida que esa es la verdad de nuestra historia. Y no me gustó lo que vi.

1 comentario:

Juan dijo...

demasiado "goodbye lenin" la anécdota