domingo, 12 de octubre de 2008

La vida en corto

Ya conocen mi fascinación por los cortometrajes. Hace un tiempo comenté en este blog el festival internacional des trés courts, que fue presentado en Caracas en una ocasión. Dos funciones en Cines unidos con 50 cortos de menos de tres minutos a 10 bolívares por función. Se llenó más que la película de moda, y la gente quedó con ganas de más.

En esa ocasión, el site del festival sólo ofrecía los cortos que obtuvieron menciones especiales. Pero como ya ha pasado un tiempo prudencial, algunos otros están disponibles. Algunos de mis favoritos que antes no estaban.

El primero se llama Fish can't fly. Es del Reino unido. Es ligero, hasta cómico aunque el tema sea bastante fuerte. No sé por qué, dentro de todo, siempre me pone los ojos aguados.

El segundo es Huída. Español. Es concreto, breve, un sólo plano estático, como si hubieses dejado la cámara tirada por accidente en el lugar preciso. Aunque hay mucha palabra, el poder se lo lleva la imagen.

Otro del cual ya hablé en alguna ocasión, pero que vuelvo a recomendar es Les petits sablés. Es gracioso, sencillo, pero muy bueno. Casi parece un sketch pero me parece que tiene mucho más detrás.

Not so small talk, de Los Angeles, también enseña a los realizadores, durante los créditos, que se puede decir mucho diciendo poco.

Otros que vale la pena ver: Changes, basado en una caricatura de Quino; Fetch, de una serie de cómics del Reino unido que me recuerdan a las caricaturas de mi infancia, Fish attack, de Austria, y la pieza It may be funny, de Bulgaria. Bastante cruel, pero un punto de vista rara vez visto.

Post data: It's a man's world puede causar pesadillas a los hombres, pero demuestra al pelo el punto de que unas lolas por sí solas no son nada.

Diviértanse


Blogalaxia: , , , ,
Bitácoras.com: , , , ,
Technorati: , , , ,

No hay comentarios.: