domingo, 22 de abril de 2007

Comentarios light para una semana de puente (1% de contenido graso)

ADVERTENCIA: cero colesterol
NIVEL DE ACIDEZ: ligerito pero con nombres explícitos de marcas

Ayer tuve un antojito y me comí un Kit Kat a mediodía. Estoy en régimen para no rebasar mi peso promedio pero, siempre que no se vuelva costumbre, trato de permitirme un dulcito de vez en cuando.

Quise saber cuantas calorías y grasas había consumido. ¡Sorpresa! Mi envoltura de Kit Kat no tenía información nutricional, así que me quedé con la duda.

Me fijé en más productos de diversas marcas y la mayoría de los que tienen información nutricional son dietéticos. Parece que los comestibles estándar no se enorgullecen de las calorías que nos aportan.

Colocar la información nutricional en los productos alimenticios no debería ser una opción, sino un deber. En Venezuela hay miles de personas obesas, diabéticas, hipertensas, alérgicas... miles de consumidores que necesitan controlar lo que comen y no pueden hacerlo. Miles de personas cuyo derecho a la salud es violado sólo porque no existe una legislación que obligue a los fabricantes de alimentos a hacer lo que deben.

La estética también es una buena razón para vigilar los valores nutricionales de las comidas. Pero ya que eso sólo le interesa a aquel que pueda sacar dinero de ello, me remito a aquellas personas cuya integridad física depende de la atención a esta información, de la cual lamentablemente no disponen.

¿Se repetirá la misma historia? Recuerden que cada vez que existe un descontrol respecto a un aspecto no regulado, los gobiernos se toman carta blanca para restringirlo con una ley. Si quieren evitarse la ley, mírense y corríjanse antes de que lo note el gobierno.

No hay comentarios.: