sábado, 13 de abril de 2013

Elecciones en Venezuela: ¿Por qué el voto sí es secreto?

En mi post anterior, les detallaba las dos claves de las trampas electorales anteriores (que no están en la mayoría de las cosas en las que muchos líderes se están enfocando) y cómo derrotarlas de manera civilizada y legal.

Ahora, como prometí en esa publicación, les explico por qué el voto sí es secreto sin tecnicismos ni complicaciones.

Vamos a suponer, por un segundo, que la paranoia de la máquina captahuellas es verdad, y que tus datos personales de alguna manera se registran en orden con los votos emitidos. Si esto fuera verdad, esta técnica sería ampliamente ineficiente para saber por quién votaste. ¿Por qué? Porque el orden en el que las personas pasan a la máquina captahuellas no es el mismo en el que pasan a ejercer su derecho al voto en la máquina electoral.

Diversos hechos que suceden en el centro de votación hacen que este orden se rompa en el camino, y sea imposible hacer concordar a la persona en la captahuellas y la persona en la máquina. Aquí algunos de ellos:

1. Las personas mayores y discapacitadas tienen preferencia: a ellos se les permite legalmente saltar la cola de la captahuellas y luego la de la máquina de votación, alterando por completo el orden de las filas.

2. Personas con salvoconducto: en su mayoría periodistas, testigos, miembros de mesa titulares y suplentes, y personal de guardia en empresas públicas y privadas durante la jornada electoral. A ellos se les da el mismo tratamiento que a las personas mayores y discapacitados, y ellos también alteran el orden de la fila.

3. La grata y sociable venezolanidad: muchos de ustedes habrán visto cómo esto se repite en diversos centros de votación. Luego de que la persona pasa por la captahuellas y camina hacia la segunda fila para votar, se encuentra al vecino, al amigo y al compadre, se quedan hablando un rato y dejan a otras personas pasar, alterando de nuevo la fila.

En conclusión, aún suponiendo que la falsa premisa de la transmisión de identidad de la captahuellas fuese cierta, es imposible concordar las identificaciones de la captahuellas con los votos emitidos, ya que el orden en ambas no es jamás igual.

Ante esto te digo: vota sin miedo. Y si no sabes cómo, consulta mis guías anteriores donde explico cómo votar en elecciones aún más complicadas que esta con cientos de candidatos. Acá sólo tienes que votar por una persona, y nadie va a saber a quien elijas. 

No hay comentarios.: