lunes, 1 de junio de 2009

Highlights y arrecheras patrocinados por Britain's got talent

Como sabrán, nunca, jamás, he dedicado un post a un programa de TV por suscripción (básicamente porque no tengo TV por suscripción) En este caso, pude seguir BGT gracias a la brillante idea mercadotécnica de tener un canal en Youtube, donde publicaban extractos de las audiciones.

A menos que vivan en una cápsula o sean aeromozas (comprobé gracias a una amiga que es otra forma de aislamiento), conocen el caso de Susan Boyle. Aunque probablemente aún no hayan visto una audición más temprana en la que Michael Barrymore se dedica a burlarse de ella sin piedad:



Más allá del fenómeno Boyle, hubo otros highlights durante esta temporada.

En primer lugar, la muy grata representación de niños talentosos, de los cuales Shaheen Jafargholi y Hollie Steel tuvieron la dicha de llegar a la final. Probablemente repitan fenómenos como el de Connie Talbot hace dos años, aunque ella tiene la particularidad de ser el sueño dorado de un manager.

En segundo lugar, un caso que sólo logro definir bajo una frase recurrente en las clases de sociología con el muy mencionado -en este blog- Francisco Coello: ruptura de las expectativas de interacción. Claro, eso pasa tan a menudo en este país que sólo hablábamos de ello.


Shaheen Jafargholi en la final de BGT

El caso Greg Pritchard

Greg Pritchard audicionó en BGT con el tema Nessum Dorma, que le diera la victoria al también popular vendedor de celulares -y ahora tenor profesional- Paul Potts. La particularidad de este joven que parece salido de un grupo de pop la pueden apreciar en el video del casting:


Audición de Greg Pritchard en BGT

Sí. Ruptura de las expectativas de interacción. Aparece un pana con pinta de Adam Lambert inglés cantando con voz de soprano. Peor aún, llega a la semifinal del concurso. Desafortunadamente, propone un experimento escénico algo vanguardista que no le sale tan bien como esperaba.

Las arrecheras

Mi mayor frustración fue que Susan Boyle no ganara BGT. Sin embargo, debo admitir que Diversity no estuvo nada mal.

La segunda arrechera fue con el caso Greg Pritchard. No porque haya pisado la concha de plátano en la semi final, porque no merecía clasificar después de semejante error. El asunto fue Simon.

En el texto introductorio de la audición de Greg Pritchard dice: Simon is always saying that he's looking for someone with a good, and unusual talent. Well Greg fits the bill completely!. Algo traducido estilo libre como: Simon siempre dice que busca a alguien con un gran e inusual talento. Bien, Greg encaja completamente!

Sin embargo, la razón por la que Simon pisó el botón en la semi final (según sus propias palabras) es que le pareció muy freak el performance "él cantando con voz de hombre y de mujer, con esa capa, parecía una película de terror"

Pues bien, la propuesta del performance de Pritchard era, indiscutiblemente original e inusual. Que dentro de su esquema personal no le gustara, es otro cantar, pero la expectativa de originalidad se cumple. Si él hubiese dicho que la pisada de botón fue porque definitivamente alternar las voces le salió muy mal, se puso todavía más nervioso y desafinó hasta que no hubo marcha atrás, sería una decisión más respetable.

En mi opinión muy particular, si Greg Pritchard hubiese logrado ejecutar el performance correctamente, hubiese sido genial. La propuesta era bastante original y rompía con la monotonía actual de los espectáculos musicales, donde pocas cosas sorprenden.

En fin, Susan Boyle no ganó, la versión de Barcelona de Greg Pritchard fue un fracaso, Michael Barrymore es un idiota que merece lo que tiene y Simon no sabe muy bien como justificar correctamente su toma de decisiones. Ahora, probablemente me dedique a escribir sobre política, sexo, ecología o sociedad, as usual.


Blogalaxia: , , , , , , , , , , , ,
Bitacoras.com: , , , , , , , , , , , ,
Technorati: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios.: