domingo, 19 de abril de 2009

Los peores conceptos publicitarios de Venezuela

¿Alguna vez has visto una cuña que te ha hecho pensar que los creativos publicitarios fumaron pan verde con mermelada de fresas fermentadas? Peor que esto es ver como miles de creativos se inspiran en el mismo concepto porque les parece que es genial y tiene punch.

A continuación, algunos de los conceptos que más me he topado en la televisión nacional y que más náuseas me producen:

El "ser venezolano"

Ese concepto del venezolano chaborro, que vive en una sola rasca, es irresponsable, irrespetuoso y muy poco cívico me tiene hasta la coronilla.

Comencemos con Pedroso, que aparece en calcomanías de camionetas eructando, expulsando gases y sodomizando a la catira -la cual en otra calcomanía resulta ser un transform, lo cual indica que Pedroso es, después de todo, gay- y en comerciales anda pendiente de las birras, la parrilla y los culitos.


Miles de cuñas hablan de la venezolanidad como ese concepto terrible en el que la gente no tiene otra aspiración en la vida sino cobrar el viernes para gastarse todo el dinero en cerveza. Lo peor es que, mientras más repiten este concepto, más premian a quienes realmente son así, pues les otorgan cierto "reconocimiento público"

El producto que te transporta

Mejor conocido como el producto alucinógeno. A veces me pregunto si alguien se atrevería a comerse un caramelo que lo hará alucinar con caballos blancos que hablan italiano e intentan seducirte.


Al igual que los Halls Creamy, muchos otros productos (Yukery, Mistolin, Glade, Golden, etc.) se han valido de esa noción de transportarte, vivir un mundo alternativo, etc. Si bien el mundo a veces provoca salir corriendo, no creo que atribuirle propiedades estupefacientes a los productos de consumo masivo sea la mejor forma de venderlos.

Lo peor es que esta tendencia se repite mucho en productos aromatizantes, cosa que da todavía más miedo.

El falso testimonial


Claro, llegó Winston Vallenilla con una cámara, un boom y una lavadora a un partido de beisbol/basket/fútbol/perinola infantil y tomó por sorpresa a todas las madres de los niños. No conforme con eso, casualmente los uniformes del equipo eran blancos y todos los niños, hasta el catcher, se barrieron en el piso y se llenaron la camisa de tierra.

Winston "sorprendiendo" a las consumidoras de detergentes

Es clásico el uso de supuestos testimoniales en nuestra publicidad. Desde detergentes hasta comidas, pasando por productos para el cabello. Aparentemente montar una "peluquería móvil" en una calle o centro comercial es tan común que pasa desapercibido y permite tomar por sorpresa a "un consumidor cualquiera" que además se va a atrever a decir que el producto le parece una porquería, y seguramente el editor incluirá ese testimonio en la pieza final.

La copia fiel y exacta


En un post anterior les comentaba como la gente de Lavan San tuvo la brillante idea de hacer una cuña idéntica a la de la gotita Magistral, pero cambiando a la famosa gotita por un surtidor de anaqueles de supermercado. Pues parece que todos los productos de trasnacionales o distribuidoras adoran ordenarle a sus agencias importar un manual de producción y repetir la misma cuña que están transmitiendo en Argentina o México, pero con actores venezolanos.

Y ese no es el peor de los casos. En numerosas ocasiones nos traen la misma cuña, pero mal doblada, como el caso de la putrefacta propaganda institucional del 20 pirata, como tu película.



Blogalaxia: , , , , ,
Bitacoras.com: , , , , ,
Technorati: , , , , ,

13 comentarios:

Jeanfreddy El Irresponsable dijo...

Creo que te faltó el que aunque suene hermosa e impulse otros valores, es simplemente un chantaje: el nacionalista. El spot que hace uso del Caracas-Magallanes, de la gente que te invita a comer sin conocerte, del arepismo vinotinto -como lo llamo yo- de que todos somos panas, chéveres, bien bañaditos, gozones, sociales, abiertos y con un humor del carajo. Que la abuelita te anima con algo que te prepara o que no somos tan diferentes, porque somos una gran nación. Es los que yo llamo Spots de Himno Nacional.

Angie Rodríguez dijo...

Cierto, con eso hubiese completado un top 5, pero no se me ocurrió antes...

Noel Lander dijo...

Que Grato Angie...
La verdad llegue aquí por error en una búsqueda pero fue una grata sorpresa, comparto muchos de puntos de vista, pero en favor de mis amigos creativos debo decir que lamentablemente el caso de Winston y el de magistral son conceptos ya aprobados para toda Latinoamérica y solo son modificados donde la legislación los limita,(Venezuela 50 % de la producción debe ser nacional), y como la agencia es "continental", nos la mamamos, el otro hecho es que la animación 3D es demasiado costosa para un mercado de 7000 cajas mensuales de lavaplatos, bueno cariño me enganché contigo de verdad que es grato encontrar sustancia... felicidades

Angie Rodríguez dijo...

Yo sé que en muchos casos los conceptos son impuestos por el cliente, pero en entradas anteriores también he dejado ver que mi crítica no es sólo a las agencias (quienes no se van a salvar) sino también a los clientes, quienes con sus temores y su visión bastante podrida de lo que son sus consumidores no permiten que la industria publicitaria ofrezca algo bueno que no nos subestime.

PC Troll dijo...

Angie... eso es muy cierto.

De hecho, fíjate que existen otras que se basan en "pegarla a través de la música". Cansado estoy de ver comerciales Venezolanos con versiones refritas de canciones de Reggaeton (principalmente) o cualquier otro género.

Ciertamente a veces son los clientes quienes piden esto, pero creo que es también responsabilidad de la agencia buscar la forma de llegarle al cliente y convencerlo de hacer algo realmente original.

Yo no soy comunicador, pero comparo comerciales nacionales con los extranjeros y cualquier persona con 4 dedos de frente nota la diferencia en cuanto a contenido.

No con ello estoy etiquetando a TODOS los comerciales ni a todas las agencias, pero lamentablemente ya es común ver comerciales malos en Venezuela, y da lástima; porque aquí hay talento e imaginación de sobra con calidad de exportación (sino, no fuese talento nacional quien consigue crear las capañas de Sony ETV, HBO, etc.)

Angie Rodríguez dijo...

PC Troll, también hay un asunto muy importante que olvidé mencionar: los clientes suelen creer que el público venezolano es tarado, siempre dicen "no, eso no lo van a entender" cuando les presentas una idea diferente...

javier lara dijo...

Una cuestión que me llama la atención, es que esa propaganda alucinogena de halls, además de ser una apología a las drogras es tambien una a la bestialidad, porque para que a una mujer le guste ser seducida por un caballo debe ser que tiene serios problemas.
Respecto a las copias de otros paises eso tambien lo puedes ver en las propagandas de Ace en especial en esa donbde salía cantando Roque Valero, que es la misma en Argentina y Perú solo que cambian a los cantantes (Diego Berti en Perú y Axel en la versión argentina)

Pablo J dijo...

No tienes idea de cuanto he detestado que vendan (y celebren), la mentalidad del ser "Venezolano", de la manera que lo hacen. Ese típico Pedroso, o sino el que posee la gran "viveza criolla". Los detesto y bastante.

Que celebren, como en el post de Jeanfreddy, que la gente haga su sancocho y que sean inpelables las birras y el ron. En este país me siento extraterrestre, y sobre todo en el pueblo donde me toca vivir, porque la verdad sus costumbres son totalmente distintas a las mías. Debe ser por eso que siempre he sido el "extraño", o el aburrido a sus ojos.

A mí me gusta leer un buen libro mientras disfruto, por ejemplo, de una copa de Crema Bailey's o un buen vino. Para mí, una tarde de domingo así, es mejor que una en algún patio, con la "música" a toda potencia, la "botellita" que no puede faltar, el dominó y el sancocho.

Buen post chica, que tengas feliz día ;)

Angie Rodríguez dijo...

Javier: ciertamente, en estos momentos me estaba preguntando si ese elemento estará impreso en la psique femenina colectiva. Si así como Freud hacía que todo, inconscientemente, llegara a sexo, las mujeres tendrán en su subconsciente caballos blancos.

Pablo: hace tiempo en el blog reflexiones de robot lei un post sobre el venezolano, si era caribeño o suramericano. Allí me pareció muy interesante esa dualidad y, sobre todo, pensar como parecen no poder "coexistir", porque si no eres lo que se espera que seas un venezolano eres una ladilla.

A mí nunca me ha gustado la música ruidosa, pero eso acá parece ser una cultura arraigada. Creo que voy a escribir otro post en este momento.

Juan Carlos dijo...

Lamentablemente es cierto, la publicidad venezolana es tétrica ¿por qué? porque quienes tienen la capacidad de decisión -tanto del lado del cliente, como de la agencia- no tienen idea de muchas cosas que son vitales para crear buena publicidad. Al final, los creativos pagamos los platos rotos y andamos con la frustración a cuestas esperando lograr vender un buen concepto algún día.

drawin_daliz dijo...

gracias a una profesora de publicidad que me envio este correo pude ver tu critica hacia estos comerciales de television que de verdad me parese malisimos, si nos ponemos a analizar podemos darnos cuanta de que la mayoria de los comerciales en venezuela asi sea un comercial salud utilizan a una mujer toda sensual y buenota !!! que falta de creatividad es esa siguen con el concepto carvernicola de que el sexo vende por eso que nunca salimos de los mismo comerciales con la tipa buenota y los tipos todos papiados tenemos una vision limitada de lo que es hacer buenos comerciales. y al igual QUE LOS COMERCIALES ASI TAMBIEN MANEJAN LA INDUSTRIA DE LA MUSICA VENEZOLANA QUE ES UN ASCO POR SOLO SACAN PRODUCTOS MUSICALES LOS MISMO 4 GAFOS MENEANDO EL TRASERO Y CANTANDO CON VOZ DE NIÑA... POR FAVOR ASTA CUANDO bueno eso es todo amigos jajaja GOD BLES YOU

Angie Rodríguez dijo...

drawin_daliz muchas gracias por tu comentario, ¿dónde estudias?

Alvaro Ruiz dijo...

Increible que un post de hace 3 años siga siendo actual, continuamos viendo las mismas porquerías de comerciales. Lo mismo me pasa con mis clientes, diseño y programo páginas web, y quedo loco cuando me piden copiar una idea de algún lado, muchas veces me arriesgo y les presento una propuesta diferente, innovadora, pero que va, "mejor hazmela como la que te dije"-