sábado, 10 de enero de 2009

"Chávez es un sentimiento"

Eso es algo que jamás he negado, y creo que es la frase más atinada de tooooooda la gran campaña política que se ha desarrollado en los últimos 10 años. Campaña política durante 10 años, aunque sólo en 2 de ellos se eligió presidente.

El problema político surge cuando el líder es sólo un sentimiento, cuando no hay más nada detrás de él. ¿Por qué? Porque no se puede gobernar con el estómago (residente del 80% de las somatizaciones sentimentales) ni con el corazoncito. Se tiene que gobernar con el cerebro, aclaro, con el cerebro frío y en buena meditación.

No es que la política en otros países no juegue con sentimientos, ni que los líderes jamás hayan apelado a los valores patrios, familiares y pare de contar para ganar y mantener su liderazgo. El detalle es que, quienes son recordados por una buena gestión, tienen algo más que ofrecer detrás de su populismo.


Una persona que se lanza a la presidencia diciendo que no va a exponer un programa de gobierno porque no va a hacer promesas que luego no va a cumplir, a muchos les pareció un ejemplo de sinceridad y espontaneidad. A mí simplemente me pareció un improvisado, que iba a llegar a la silla sin saber siquiera a lo que se enfrentaba, ni como enfrentarlo.

Posteriormente, me tocó comprobar la cruda realidad, al ver que cada decisión trascendental del país provenía de una puntada gastrointestinal o de la posición de la luna. No existe una estrategia que intente lograr determinados objetivos políticos, económicos o sociales. No existe una estructura gubernamental articulada en que cada quien se encargue de lo suyo (cosa que, por si el pana no sabía, maximiza la eficiencia) Sólo existe Chávez y su feudo.

Muestra inequívoca de ello es lo que mencionaba en el post anterior sobre el Sambil La Candelaria, competencia de la alcaldía de Libertador y la alcaldía Mayor. Si ambos alcaldes tomaron las decisiones autónomas que correspondían a su jurisdicción, y todo debe echarse para atrás porque el presidente lo ordena, no me vengan con cuentos de autonomía de los poderes. Mejor inviertan su tiempo leyéndole la cartilla a otro.

En fin, cuando un presidente de la República que ha gobernado por 10 años demuestra que es un sentimiento, sólo un sentimiento y nada más que eso, es muy deprimente seguir utilizando eso como recurso político.

¿Que el amor logra cosas grandes? Sí. El amor nos hace lograr cosas increíbles porque nos impulsa a tomar acciones increíbles.

Un país no se gobierna solamente con sentimientos. Muestra de ello es que, porque tú quieras a tu familiar herido que se está desangrando no va a mejorar nada, tienes que hacerle un torniquete y donarle sangre. Si no, por mucho que lo quieras, se te va a morir en los brazos.


Entonces, yo no me compro por otros 10 años alguien que vive de la improvisación. Eso lo puedo tolerar en las tablas, pero no en Miraflores. Más bien quiero a alguien que me muestre una evaluación concienzuda de los problemas del país, una serie de acciones a tomar y cómo van a mejorar la situación actual.

Si tu esposo te pega, y luego te dice que te quiere, ¿te basta con el sentimiento?

Blogalaxia: , , , , ,
Bitacoras.com: , , , , ,
Technorati: , , , , ,

3 comentarios:

HAL9000 dijo...

Las políticas del gobierno son tan viscerales que después de que el Rey de España lo mandó a callar, Chávez dijo que iba a ponerle la lupa al Grupo Santander para verificar que "estuvieran operando en el marco de la ley"...

Entonces, ¿antes de la pelea nadier estaba vigilando las actividades financieras del Grupo Santander?

Jeanfreddy El Irresponsable dijo...

Creo que hay algo valiosísimo que me gustaría que explotaras. Una visión desde la zona donde vives de todo lo que escribas. Así sea un parrafito.

Por otro lado, este es un texto inteligente pero muy snetido, reflexico y hermoso, dentro de lo posible al nombrar estas circuntancias y este personaje.

Excelente.

kapsikum dijo...

Excelente...