sábado, 27 de septiembre de 2008

Conceptos varios sobre ser venezolano

Antes de comenzar, diré que he estado lo suficientemente full para no escribir con la frecuencia debida. Igual de full para no cambiar el diseño del blog, que me está sacando de quicio. Aparte de los miles de trabajos, Eventos en línea ha absorbido gran parte de mi tiempo libre.

En estos días hablaba con una conocida sobre la migración. Me dijo algo así como "es duro, la gente se enfrenta a un cambio de estilo de vida. Por ejemplo, si tú todas las mañanas te desayunas una arepa con queso blanco, afuera no puedes porque el queso blanco es carísimo"

En ese momento yo pensaba en mi desayuno: un plato de cereal con leche, quizás un café, quizás pan tostado con miel, alguna fruta, si tengo tiempo de cocinar a lo mejor unas panquecas. Me sentí completamente extranjera. Pero la cosa sigue.

Luego me dice algo así como "(X cosa) bueno, eso es allá que la gente se maneja por un presupuesto, porque aquí no".

Y yo volví a pensar: precisamente lo que me saca de quicio de acá es que una hace un presupuesto y luego lo tiene que echar a la basura porque no le sirve de nada. Pasé años metiéndome el cd del presupuesto en la cabeza para encontrar que, de nuevo, es una de esas cosas inútiles que se aprenden como cultura general pero que jamás se usan.

Hoy me encontré en La conciencia ciudadana un correo masivo de esos que alguna vez leí pero que no interioricé. Aquí se hizo más evidente esto que estoy sintiendo desde hace un tiempo:

“Noto con preocupación, que esa vaina de irse del país, está siendo utilizado como una fórmula 'mágica' para solucionar de golpe todo los problemas de nuestras vidas y salir de este circo de gobernantes que tenemos, pero muchos en su desesperación por arrancar de una vez llevándose por el medio cualquier obstáculo, olvidan analizar a fondo, ciertos detalles de su vida habitual y personal y son éstos individuos, los que luego regresan a Venezuela, hablando mal, que jode del país a donde fueron a aventurar, creyendo que la vaina era mejor.
Atentos, señores aspirantes al puesto de extranjero o inmigrante en un país del primer mundo:

1. Si usted es un MAMERO, o sea que visita a su mamá con frecuencia o siente que la vida no tiene sentido, si no sale los fines de semana con los panas a tomar cerveza, hacer una parrilla, tomarse unos vinitos, simplemente a verse o pasar un rato... coño, ¡¡¡NO EMIGRE!!!

- Más bien estoy en la época en que necesito pasar menos tiempo con mi madre para que la relación entre nosotras se mantenga en buenos términos. Crecí y me encontré con que las cosas en mi vida no funcionan del mismo modo en que funcionan en mi casa. Eso no quiere decir que me voy a deshacer de ella, pero no calificaría en el grupo de mameros.

2. Si usted es de los que deja todo lo que esté haciendo y cada vez que a un familiar o a un amigo, le da gripe, diarrea, un soponcio o cualquier verga, sale como un peo a ver que le pasa....... ¡¡¡NO EMIGRE!!!

- Sólo he hecho esto tres o cuatro veces en mi vida: cuando a mi tío le dio un ACV, cuando mi abuela entró en terapia intensiva, cuando la atropellaron y quedó mes y medio en cama y recientemente cuando se fracturó la cadera y volvió a caer en cama. En realidad no es algo que me agrade ni que considere que debería entrar en las olimpíadas como deporte oficial.

3. Si usted es de los que por tener un PIAZO (1) TSU, un titulo universitario como de ingeniero, médico, arquitecto, etc... no recoge un cable del piso porque usted es más arrecho que plancha e chino ¡¡¡NO EMIGRE!!!

Más bien considero que todos deberían tener educación. Es decir, no que todo el mundo deba ser médico o ingeniero como se mal acostumbra acá, ya que el mercado laboral simplemente no da para eso. Lo que digo es que hasta el barrendero de la esquina debería haberse preparado para lo que hace y poder vivir de eso. Conocí un caso de un país en que la gente estudia para seleccionar verduras en un supermercado y puede vivir de eso. Si todos estamos preparados para nuestras profesiones, no hay chance de que la gente se sienta superior por eso, tú y el recoge cables van a estar en lo mismo. Así que, aunque mucha gente lo piense, este renglón no es mi caso.

4. Si está acostumbrado a tener carro nuevo y le monta todos los 'periquitos, luces, rines y cuanta basura del mundo consigue que se pueda atornillar o soldar al mismo .. ¡¡¡NO EMIGRE!!!

Tengo casi 23 años y jamás he tenido carro, ni siquiera sé manejar. Eso porque la situación económica del país no me lo permite. Acá, cuando llegas a ahorrar el monto para comprarte el carro que querías, ya cuesta el doble.

5. Si piensa que por tener uno o dos 'masters', un PhD, etc., etc., etc., lo van a recibir con los brazos abiertos y todas las empresas se van a caer a coñazos por ud. a cuenta de que es lo más preparado del mundo y sus alrededores... lo mismo le digo... ¡¡¡NO EMIGRE!!!

Sé que todo el que se va tiene amplias probabilidades de limpiar pocetas en un Mc Donald's o sitio equivalente de su destino. Lo triste es que esa persona que anda limpiando pocetas en algún país pueda costearse una calidad de vida muchísimo mejor de la que tengo yo con una profesión de las que llaman "serias"

6. Si usted nunca ha fregado un plato, pasado un coleto o planchado una camisa, recogido mierda de perro etc... ya ud sabe... ¡¡¡NO EMIGRE!!!

Tuve unos cuatro perros y les recogí sus gracias, soy el extraterrestre al que le encanta fregar platos, he hecho todas las labores de la casa y lo que más odio es planchar (aunque igual sé hacerlo), por eso compro ropa lava y listo, así sólo tendré que planchar camisas cuando me case.

7. Si tiene un trabajo estable, una casa o un apartamentito (aunque lo esté pagando), sus hijos en colegios privados aunque tengan algún compañerito que el papá o el coño e' su madre sean Chavistas... ¡¡¡Igualito !!! NO EMIGRE!!!

Ninguna de las anteriores

8. Si no puede vivir sin una arepa, unas caraotas, una hallaca, una lata de diablitos, una colita, una polar, un joropo, una empanada etc.,etc., etc.. ¡¡tampoco se vaya!!!

Como muy de vez en cuando arepas asadas porque odio las fritas, y he vivido sin ellas por largo tiempo. No como caraotas. Como unas cuatro hallacas en toda la temporada porque es lo que sirven en las cenas navideñas. Los diablitos originales no me gustan, por eso los mezclaba con salsa rosada para que me supieran mejor, casi nunca tomo colita, he reducido drásticamente mi consumo de cerveza, no me gusta el joropo, lo único que llegaría a extrañar son las empanadas de cazón.

9. Si le encanta una playita, un coco frío, un ROMPECOLCHÓN (2), siete potencias y un peo de música a donde quiera que vaya... ¡¡¡quédese en su casa!!!

Me gusta de vez en cuando la playa, y también el coco, aunque he vivido años sin ir. No me como las vainas raras de mariscos que hacen allá y me saca de quicio la gente que llega con un reggaeton rompe oídos a donde va, irrespetando a los demás y encima sintiéndose el sabrosito por eso. Lo peor es que les pides respeto y te humillan, porque resulta que ellos son los que están bien y tú no.

10. Si no puede vivir sin: cachifa, guardería, gimnasio... ¡¡¡ ni haga la maleta!!!

No tengo cachifa, me sacan de quicio las guarderías y hace años que no voy al gimnasio, aunque sí me agrada. Igual con un sueldo de limpia baños en otro país podría ir a uno

11. Si no soporta el frío y le encanta el sol... ¡¡¡ No se acerque a menos de 500 metros de una agencia de viajes, ya que curiosamente, en todos los países civilizados hay invierno y el mar es frío con bolas!!!

Me cuesta adaptarme al frío, pero para eso está la calefacción.

12. Si tiene problemas con su pareja y se va a vivir a otro país,¡fijo que se divorcian! Y al que no me lo crea, que haga la prueba... ¡¡¡Emigre pues!!!

No tengo problemas, y los que pudiera tener siempre van a ser por la cola, la falta de real o de trabajo, entre otras.

13. Si está acostumbrado a ser el centro de atención y a mirar a los demás por encima del hombro, si lo llaman Dr. o Dra. Donde quiera que va, si se la da de levantador, tira besitos, el más ricote del edificio, la última pepsi del departamento, el sabrosote del 'Club' etc... etc... ¡¡¡ emigre pa' que sepa lo que es bueno!!!

Prefiero hacer bien mi trabajo a recibir esas adulaciones absurdas. Nunca entendí por que los abogados se dicen a sí mismo "Doctor" cuando la mayoría sólo son licenciados y jamás han hecho un doctorado.

14. Si es de esos que está acostumbrado a jugar su triple y llama al santón de carayaca para que le de los datos del día y espera hora del Almuerzo para ver ansioso el Chance, allá no hay loterías en cada esquina... ¡¡¡NO EMIGRE!!!

La lotería es la perdición del tercer mundo.

15. Si es de los que se vienen con el pasaje de regreso comprado (porsia). ¡¡¡ olvidelo, mientras tenga esa excusa, seguro que se devuelve!!!

No lo creo. De hecho por eso, entre otras cosas, me quedé varada en Maracaibo por una semana cuando sólo iba un fin de semana.

Hace mucho tiempo leí también en Reflexiones de robot un par de notas sobre ser venezolano: 1 y 2. Esta parte no me pareció tan grave porque aprendí a bailar en medio de mi formación de "artista integral" (uy qué pavoso), y, cuando sigo deportes, tiendo a inclinarme a esos que la gente aún duda si son tales, como la Fórmula 1.

Ahora, lo que sí me timbró en la cabeza fue el asunto de los ritmos. Mi única debilidad en cuanto a los ritmos latinos es la salsa, pero porque amo bailarla. Sin embargo, me parecería terrible, por ejemplo, ir en el carro que no tengo escuchando salsa, no me cuadra, no me acomoda.

Mucho menos me agrada aquel mal de la gente de poner a todo volumen su reggaeton de turno, con un orgullo de gallo más gallo que no me explico. En estos momentos escucho un merengue ochentoso proveniente de algún otro apartamento, y la situación no me agrada. Preferiría estar escuchando Queen, así que lo pondré en un volumen que sea audible sólo para mí, porque supongo que a los vecinos no les interesarán mis selecciones musicales del día.

Quisiera que algún vecino mío pensara lo mismo, pero parece que acá lo más normal es invadir los oídos de tu prójimo con lo que a ti se te antoje. Lo cumbre del asunto es que acá nadie escucha lo que yo. Y aún así, no dejaría de molestarme la invasión.

¿Esto es ser venezolano? Acaso, como solía decir la conocida de la que les hablo, ¿la cigüeña se equivocó de país conmigo? ¿Le dio ladilla volar hasta donde era y se quedó acá tomándose unas birras y escuchando Diveana?

Creo que el pana de La conciencia ciudadana hoy logró todo lo contrario de lo que pretendía... igual se le elogia el esfuerzo por hacernos reir


Blogalaxia: , , , , , ,
Bitácoras.com: , , , , , ,
Technorati: , , , , , ,

3 comentarios:

Luis Enrique Bl@nco dijo...

Querida Angie:
Poca gente sabe que "el Pana de la conciencia ciudadana" es un discípulo tuyo, por eso me tomo la responsabilidad de responder a tu comentario porque ciertamente no analizaste el chiste y, me atrevería a decir que te lo tomaste para ti y muy a pecho. El tema central es que,aunque no lo compartas, somos facilistas, y el hecho queda plasmado en el poco interés de muchos venezolanos en el tema político. Si observas las últimas encuestas presentadas a la opinión pública, la tendencia de los NINI es de un 25%, lo cual me parece GRAVE porque un nini no es el que no quiere meterse en política, un NINI es aquel que no quiere afrontar la dura realidad que vivimos. Esos NINI son los que están apegados a lo fácil, y nuestra vida es bien dura y tu mas que nadie lo sabe.
Este momento histórico requiere de decisiones y de asumir posiciones, pero no de vivir de tragos en tascas y de cambios de carro a costillas del beneficio del colectivo.
No me quiero extender mas de lo debido, mil gracias por dedicarme un espacio en tu apreciado blog, y disculpa si en algún momento herí tu amor, pero estamos en un país en el que se nos hiere diariamente la condición de ser humano y un buen número de conciudadanos piensa en fiestas, playitas y demás diversiones que quizás mañana ya no existan..
Mis Respètos querida mentora...de parte del pana de la Conciencia Ciudadana!!!

Angie Rodríguez dijo...

Tampoco fue que me lo tomé como algo personal, pero el post decía algo así como "ríanse" y lamentablemente no me reí, a eso se refiere el "lograste lo opuesto de lo que pretendías"

Lamentablemente, (la única palabra que cabe) a un nini no le importa ser una persona aparentemente carente de personalidad, materia gris y testículos u ovarios, dependiendo del caso. Sólo le importa ser el sabrosito.

Y yo no planeo seguir costeando sabrositos sin cabeza ni corazón. He allí el centro del asunto.

Ana dijo...

Hola, me agrado tu escrito, aunque no entendí algunas palabras -soy mexicana- me gustaría dejarte un comentario más extenso sobre lo que redactaste, pero no tengo mucho tiempo, así que por lo menos aprovecho para dejarte un saludo.

Hasta luego.