jueves, 19 de junio de 2008

Malls anti tráfico: el oeste también respira

Estos días he actualizado menos el blog porque comencé hace poco en un nuevo empleo en la dirección editorial del grupo TSC.

Poco a poco y sin darme cuenta me estoy empapando de temas como centros comerciales y franquicias, pues son mi día a día.

Hoy estaba procesando la entrevista a Antonio Pecorelli, Director gerente de la constructora Kapec, para la edición 33 de la revista Top Shopping Centers. Esta empresa es la dueña de los centros comerciales Multi Plaza Paraíso y Victoria, ubicadas, como se podría suponer, en el Paraíso y la avenida Victoria, acá en Caracas.

Siempre me ha sacado de quicio el empeño de las empresas tanto nacionales como internacionales de invertir en el este como si fuese el único centro poblado de Caracas. Lo que me encantó del concepto de estos centros comerciales es que traen marcas y tiendas del este al oeste, porque resulta que la gente del oeste tiene que atravesar la ciudad para encontrarse cosas nuevas.

Yo compro libros, discos y películas originales, como sushi, comida mexicana, árabe, thai, italiana y vegetariana, como buena mujer me encanta comprar cosméticos, aunque menos de lo normal, amo las medias de malla y la ropa íntima, la ropa lava y listo, los buenos productos y las compras por internet. Lamentablemente, para todo eso, tengo que ir al este.

Eso genera todos los días una oleada de tráfico insoportable. El factor común es que la autopista Francisco Fajardo se congestiona en las mañanas en dirección este y en las tardes en dirección oeste. Lo peor es que esta es la vía principal de Caracas, la única. Lo demás son prácticamente callejones.

Increíble pero cierto: cerca de mi casa no hay un Mc Donald’s. No es que me muera por uno, pero ante el sobredimensionamiento que la misma marca se ha dado, me parece insólito no tener uno al lado. Esto por el empeño de hacer la vista gorda con la gente del oeste, que es la que más dinero les invierte.

Si las marcas detectaran el público que tienen de este lado de la ciudad, a lo mejor invertirían aquí. Eso generaría consumo AQUÍ y empleos AQUÍ, y disminuiría un poco la necesidad de traslado unisentido que experimentamos todos los días en Caracas. Aquello parece una migración desesperada ante alguna plaga de la que venimos huyendo.

Si les preocupa la inseguridad, pongan vigilancia privada y alíense con las autoridades. Ustedes siempre tendrán algo que ellos quieren.

¿Obvio? ¿Entonces por qué no lo hicieron antes?



Bitácoras.com: , , , , , , ,

1 comentario:

Anónimo dijo...

UNA VEZ MAS, TIENES TOOODA LA RAZON.

A.J.