jueves, 4 de octubre de 2007

10 razones para vivir sin un testículo

Teoría número 750 sobre la independencia: la gente quiere vivir sin sus padres, sin su pareja, sin su (llene el espacio)

Para la mayoría de la gente, no se trata de vivir "independientemente de" sino de vivir "sin". La diferencia radical se expone en un ejemplo: no es vivir en una diferente casa que los padres, con reglas distintas, con una economía distinta, con un modo de vida distinto. Se trata de sacarlos de tu vida como si fuese un tumor cancerígeno.

También he visto casos de gente que se separa de sus parejas soñadas buscando la independencia, y no precisamente la de la patria. Pero tomándome la palabra, la independencia de la patria para los emancipadores no se trataba de expulsar de su terreno a todos los pobladores para poder estirar mejor las piernas. Se trataba de tener autonomía de decisión, autonomía de vida.

Se puede vivir en una prisión y ser libre. Se puede ser independiente sin desligarse de lo que uno ama. Se puede ser mientras los otros son.

Mucha gente vive bien sin un testículo. Eso no significa que todos los hombres deban quitarse un testículo para vivir tan bien como esa gente. Sin embargo, la búsqueda de la independencia de los modos más autocastrantes posibles parece estar de moda.

Más allá de lo anecdótico, cualquier razón para hacer las cosas es válida. Y el tener razones válidas para hacer algo, no implica que esto sea correcto, recomendable o beneficioso para alguien, ni siquiera para ti.

1 comentario:

Zain Oliveros dijo...

XD la verdad no se por que tengo dos en pimer lugar, lo venderian si me lo compraran, al igual que uno de mis riñones... si donara un testiculo, y la persona con mi testiculo tuviese un hijo? seria mio? XD!