viernes, 7 de agosto de 2009

Piensa en los niños de África

Afortunadamente, tuve una madre inteligente que jamás me dijo esa frase cuando estaba pequeña. Sin embargo, cuando comía en casa de amigos, y éstos estaban a reventar de comida y aún con el plato lleno, sus padres se lo decían. Así como dice Pedro de La Cagada hablando de El Coco, los padres no saben lo que hacen cuando dicen esas cosas.



Más allá de pensar en los niños de África, simplemente no me gusta desechar comida. Siempre la refrigero si estoy en mi casa, la pido para llevar si estoy en un restaurante o la regalo a alguien que sí la quiera, pero lo que jamás hago es comérmela a regañadientes mientras mi estómago grita que me detenga en siete idiomas.

Los niños de África no estarán mejor si yo como hasta reventarme, sufro de trastornos digestivos o me vuelvo obesa. En ese supuesto, los niños de África estarán mal, y yo también. Nada mejora haciendo lo que los padres dicen a sus hijos en este caso. Sin embargo, este tipo de pensamiento hace que, cuando estos niños atiborrados de comida crezcan, tengan un particular modelo de pensamiento.

¿Este niño está contribuyendo con los hambrientos de África?

Los padres se sienten orgullosos de sí mismos diciendo a sus hijos que piensen en otros desafortunados que no pueden comer, y haciéndolos ingerir más de lo que pueden soportar a costillas de esto. Creen que están cambiando el mundo.

Pero la realidad, señor y señora, es que pensando en los niños de África no están haciendo absolutamente nada para que ellos la pasen un poco mejor, o para que su situación cambie en algo. Ustedes creen que sí, pero no.

Si usted quiere que los niños de África estén mejor alimentados, done dinero a una fundación que los alimente, envíeles comida o vaya a África a ofrecerse como voluntario para alimentar niños. También puede seguir la moda de Angelina Jolie y adopte al menos a uno, de manera que garantice que ese niño africano comerá bien.

Contrario a lo que cree, usted tampoco está formando a un futuro ciudadano con conciencia social. Simplemente está criando a alguien que cree que con estar enterado de las cosas y no hacer nada al respecto, está cambiando el mundo. Pero esto no es cierto, su hijo simplemente está bien informado, pero no está cambiando absolutamente nada. Más bien diría que su hijo es el doble de insensible que alguien que no hace nada porque no sabe lo que sucede.

Entonces, si quiere enseñarle a su hijo a no desperdiciar comida porque otros niños están pasando hambre, muéstrele como se usa el papel envoplast, el de aluminio, los envases Tupperware y demás utensilios para refrigerar comida. También explíquele el tiempo de utilidad que tendrá el alimento antes de que se pudra, y muéstrele que no morirá de caspa si le regala media pizza a alguien que tenga más hambre que él.



Blogalaxia: , , , , , , ,
Bitácoras.com: , , , , , , ,
Technorati: , , , , , , ,

4 comentarios:

villab dijo...

Querida Angela comparto la nota lo que deberia ser y es real que todos los (niños del mundo) tienen derecho a lo mas elemental como,amor,educacion y comida!! tambien te dire que pensar solo en los chicos de Africa seria muy de egoista porque tambien debemos pensar en todos los chicos del mundo que tienen hambre y requieren atencion pues ellos seran el futuro del mañana.

Harold dijo...

Comer por el hambre es como luchar por la paz... O tirar por la virginidad =P

Iván dijo...

Cuando un padre racional dice piensa en los niños de África lo hace porque su hijo aún no ha comido suficiente. Especialmente cuando de comida sana se trata.
Hay pocos padres que hagan demagogia con sus propios hijos y aún estando estos obesos les sigan dando hamburguesas y cuando el niño está a punto de reventar les dicen ... "piensa en los niños de África".

Parar de comer, guardar y reutilizar es acertado. Pero más acertado es preparar la comida justa.

Con eso que se ahorren si pueden donarlo a África, no con los tuppers.
Pero África no necesita alimentos. Necesita recursos para ser autosuficiente, para no tener que mendigar comida cada día, para no tener que huir de su continente buscando subsistencia.

Si quiere sensibilizar a su hijo llévelo a Somalia o a la India o al Congo o… claro que quizás genere un trauma a su hijo, o a usted mismo. Piense antes si está preparado.

Pd: Me ha gustado tu post, te dejo el mío: http://quierounafoto.blogspot.com/

Unknown dijo...

Hola chica esta bien es interesante lo que publicas en el blogs; pero no todas las madres tenemos niños obesos ni le hacemos saber a nuestros hijos de los niños de africa solo para que coman hasta reventar, en mi caso lo he hecho por q mi hijo es de mal comer y solia pegarle grave error. cuando le comente y mostre las imagenes de los niños de africa solo lo hice para que valore el pedazito de pan que puede llevarse a la boca diariamente, y para que agradezca a dios por lo que todos los dias recibe..... El punto aqui es que todos los seres pudientes nos unieramos para buscar una solución a esta problematica.