martes, 15 de abril de 2008

Breves de la vida triste: comienzo de semana entorpecido

Por ahí suelen llamar a las prostitutas "mujeres de la vida" o peor aún, "mujeres de la vida alegre". Analizando con ligereza llego a ciertas conclusiones: mucho sexo y poco placer, mucha acción y poca elección, mucho riesgo y poca recompensa. No me parecen cosas muy alegres.

Pero la vida triste la lleva cada quien en un rinconcito. Especialmente en esta Caracas deteriorada que nos crea una nostalgia paranormal por los años 50, época que, dicho sea de paso, jamás vivimos los de esta generación veinte-treintañera.

Los breves de la vida triste probablemente podrían ir a tono con la marimba de la radio AM, son medio populares, muy cotidianos, a veces terribles. Pero no son un empeño en revolcarse entre las heces de la capital, sino un mero análisis del entorno a mejorar.

Al respecto recuerdo un cuentecito breve sobre un pajarito al que una vaca le echa bosta encima. El pobre se ahogaba, trataba de sacar la cabeza para respirar. Cuando lo logra, siente que lo halan hacia afuera, al fin. El detalle es que el halón provenía del zarpazo de un águila que se lo comería. La conclusión coloquial y escatológica es que no todo el que te echa mierda encima te perjudica ni todo el que te saca de ella te hace bien.

Ahora sí, comencemos por hoy:

- Un malandro intenta drogarme con burundanga para robarme el 13 de abril. Pana, ¿un día 13? ¿final de quincena? A menos que me fueses a sacar los órganos no sé que otra cosa de provecho esperabas encontrar!!!

- Los más pilas del Metro que se colean empujando y no dejando salir, y creen que se la están comiendo. Luego, los que no pudieron salir por su culpa, causan un retraso mayor obstaculizando la puerta. Así que el pana pilas se tarda aproximadamente dos o tres minutos más de lo que hubiese demorado dejando salir a la gente y entrando como un ser humano civilizado. Este descubrimiento me hizo entrar en cuenta de que estos pseudo neanderthales son más brutos de lo que pensé.

- Parque Cristal vuelve a implementar los carnets para visitantes y empleados este lunes pero ni siquiera se digna a avisar a los que trabajamos allí. ¿Resultado? Un lunes colapsado de colas para pedir un carnet, con sólo dos de las cuatro chicas de recepción trabajando. ¿Solución? Haber puesto notificaciones en los ascensores una semana antes. Se sorprenderían de los cientos de trabajadores de estas torres que no tienen carnets. También se sorprenderían de la falta de criterio logístico de la administradora de este centro empresarial.

- Ultimo pero no menos importante: las calles de Caracas. Ahora el que se colea te menta la madre porque no lo dejas colear, el que te ve parándote en un semáforo en rojo te toca corneta y el menos pensado te tira el carro por diversión...

Continuará...


3 comentarios:

Javier dijo...

Hola, primera vez por aquí. Veo que te toco una semana muy difícil. Espero que la próxima sea mejor. Estoy en la misma situación en cuanto al carro. Acabo de regresar de tu ciudad. Me gusto. Saludos.

Que significa el numero con el que apareces en la foto?

Angie Rodríguez dijo...

Sí, fue una semana difícil que deja como aspecto positivo una Angie más fuerte :)

El número no tiene ningún significado. El primero de la foto tenía el 12345 y luego les agregamos nuevas rayitas para que el mío fuese distinto. En total fueron tres fotos.

HAL9000 dijo...

Hay que tener fuerza... Los tiempos mejorarán; y si no, entoces disfrutemos el presente antes de que todo empeore =)