miércoles, 23 de enero de 2008

Venezuela y sus bodas de oro

Celebramos el 23 de enero, no lo celebramos, lo celebramos, no lo celebramos, lo celebramos... a ver en cual de las dos opciones nos dejan las hojas de la margarita presidencial.

Este año sí se celebró, pero, en años anteriores, se ha tratado de hacer pasar esta ocasión por debajo de la mesa, alegando los famosos "40 años" aquellos.

Cuando una pareja tiene cierto tiempo de casada, celebra. No se dejan de celebrar los aniversarios de bodas porque hubo una pelea, infidelidad, años difíciles o distanciamientos. Si seguimos casados y bien, celebramos. El caso es que, hace tantos años, nos casamos.

Ocurre lo mismo en este caso. El 23 de enero de 1958 fue derrocada la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Punto.

Ese día, Venezuela se casó con la democracia, según Churchill, la peor forma de gobierno, excepto todas las otras formas. No importa si esa democracia tuvo malos momentos. Importa que el 23 de enero se terminó la dictadura. Por eso celebramos.

Pase lo que pase en Venezuela en los años posteriores, no hay forma de que esa fecha pierda su gloria: 23 de enero de 1958, fin de la dictadura en Venezuela.




No hay comentarios.: